2019-08-19 09:00:33

Milena Marchese, de 21 años, fue elegida por Huawei. Viajará al país asiático junto a otros nueve argentinos.

Si se lo preguntan, Milena Marchese no lo duda: "El futuro de las telecomunicaciones es el 5G, todavía no se aplica en ningún lugar del mundo, pero como todo, ya llegará". Esta vecina de Pilar, estudiante de Ingeniería Informática en la UBA y con apenas 21 años, desarrolló una monografía sobre lo que será el paso siguiente que dejará a nuestro conocido 4G en la prehistoria. Y le valió una beca para estudiar en China.

Por estas horas, la ex alumna del colegio Parroquial Nuestra Señora del Pilar está recorriendo las coloridas calles de Beijing gracias al programa "Semillas para el Futuro 2019", que llevó a otros nueve estudiantes de Ingeniería del país a capacitarse en telecomunicaciones en el gigante asiático.

"Tengo que agradecerle todo a mi profesora de Teoría de Algoritmos de la facultad, Rosita Wachenchauzer. Ella me pidió que le pasara mi curriculum porque sabía de la convocatoria de Huawei. Me animé y casi sin darme cuenta fui pasando las distintas etapas eliminatorias hasta quedar entre los finalistas", cuenta Milena, con su voz suave y tranquila.

Dice que en el colegio siempre fue muy buena alumna y aunque en la facultad no le va mal, reconoce que todo se va poniendo más difícil. Igualmente le queda tiempo para amigos y estar de novia. "Él también aplicó a la beca, pero no quedó. De todos modos está súper feliz por mí", asegura.

Esta es la tercera vez que el programa educativo se realiza en el país. Los alumnos seleccionados (ocho hombres y dos mujeres) llegaron a China el jueves 8 de agosto y permanecerán allí hasta el 25 de agosto.

Milena y sus compañeros asistirán a seminarios sobre Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s) en la Casa Matriz de Huawei y visitarán los laboratorios de la empresa.

La idea es que aprendan sobre la industria de las redes 5G y los últimos desarrollos sobre inteligencia artificial. También serán desafiados a crear su propia estación 4G y 5G. El viaje, que se dividirá entre las ciudades de Beijing y Shenzhen, también contempla aprender un poco del idioma y la cultura china tradicional, junto a estudiantes de otros rincones del mundo como Francia, El Salvador y Corea del Sur.

"La dinámica es como la de un campus universitario. Tengo muchísima expectativa sobre nuestra estadía en Shenzhen, que es como el Sillicon Valley de Oriente. Allí está la casa matriz de Huawei y otras empresas", le dijo a Clarín a horas de subirse al avión: un viaje de 24 horas que prevé una escala en París.

Por el momento Milena se dedica a estudiar y el poco tiempo que le queda lo dedica a colaborar con la Olimpíada Matemática Argentina y también ayudando a la que fue su profesora de matemáticas en el colegio secundario. "Más adelante sí tengo intenciones de buscar trabajo de algo relacionado a mi carrera. Me gustaría hacer desarrollo de software", revela sin dudar.

Por ahora no se imagina trabajando fuera del país, por eso piensa absorber todos los conocimientos y contactos posibles de China. Además, sus papás la extrañarían mucho. "Están súper contentos, yo no les conté sino hasta casi semifinales que estaba participando, porque no creía que iba a ganar. El día que me llegó el mail mi mamá se puso a llorar. Ahora mi papá imprime todas las notas en las que salgo", cuenta con orgullo. Y asegura que "a esta también la va a enmarcar en un cuadrito en el living y me la va a mostrar cuando vuelva".

Source: Clarin.com - Geraldine Mitelman