2019-03-07 09:00:55

La colección incluye, en su mayoría matemáticas, que se creían perdidas.

La Universidad Hebrea de Israel inauguró el miércoles la muestra de una colección de 110 páginas manuscritas de Albert Einstein, muchas de las cuales nunca antes habían sido mostradas en público. Esta muestra se hace para conmemorar el 140 aniversario de este mes del nacimiento del físico alemán.

Los papeles incluyen notas matemáticas manuscritas, la mayoría de 1944 a 1948, también un apéndice, que la universidad dijo que se creía perdido, y un documento sobre la teoría del campo unificado que el físico nacido en Alemania presentó ante la Academia Prusiana de Ciencia en 1930.

Einstein, quien desarrolló la teoría de la relatividad, un pilar de la ciencia moderna, intentó sin éxito durante décadas probar otro concepto, que el electromagnetismo y la gravedad eran manifestaciones diferentes de un único campo fundamental.

Tras los pasos de Albert Einstein Albert Einstein protagoniza el primer libro de la colección ‘Descubrir la ciencia’.

Foto: AFP La Universidad Hebrea dijo que había recibido los papeles como una donación a sus Archivos Albert Einstein de una fundación en Chicago después de que fueron comprados a un coleccionista privado en Carolina del Norte.

"Estos papeles reflejan la manera en que Einstein estaba pensando, la manera en que Einstein estaba trabajando. La mayoría, de su puño y letra, son cálculos matemáticos con muy poco texto", afirmó el profesor Hanoch Gutfreund, asesor académico de los archivos. "Hay sumarios de sus notas; siempre que descubría algo, una nueva idea, se sentaba inmediatamente y la garabateaba", dijo Gutfreund.

Revelan más de cien manuscritos de Einstein, muchos de ellos inéditos El sitio de Google para conocer las grandes invenciones humanas Encuentran posible solución a un problema matemático centenario Así fue que Albert Einstein llegó a ser un genio ¿Qué tanto sabe sobre la teoría de la relatividad? Por su parte, el portal Isarel Noticias recogió uno de los escritos de la exhibición en el que el científico le escribe a su amiga íntima Michele Besso.

“Seguramente no irá al infierno, incluso si ha sido bautizada“, le aseguró Einstein a Besso, que se había convertido al cristianismo. “Como un goy, no estás obligado a estudiar el lenguaje de nuestros antepasados, mientras que yo, como un ‘santo judío’, debería avergonzarme por el hecho de que no sé casi nada. Pero prefiero avergonzarme antes que aprenderlo”, escribió Einstein en referencia al hebreo.

Manuscrito de Einstein Postal de Einstein a Michele Besso de 1916 en la que Einstein escribe una idea que 40 años después se convirtió en la base de la tecnología láser. Universidad Hebrea de Jerusalén.

Foto: Universidad Hebrea de Jerusalem. Como se ve en la anterior carta, los escritos dan cuenta no solo del trabajo científico del físico, sino también de la vida personal de Einstein y ahora se convierten en parte de los Archivos de Albert Einstein, que se mantienen en el campus de Givat Ram de la Universidad Hebrea. Contiene alrededor de 80.000 artículos que ya se han hecho públicos.

Einstein legó sus documentos personales y científicos a la universidad ya que fue uno de sus fundadores pese a haberse establecido en Estados Unidos después de renunciar a su ciudadanía alemana cuando Adolf Hitler llegó al poder.

Un tesoro para la humanidad De acuerdo con el portal Israel noticias, "muchos de los documentos en la colección recién adquirida fueron escritos entre 1944 y 1948. También hay una página con una explicación concisa del principio básico que subyace a la física de la bomba atómica y de los reactores nucleares".

Sin embargo, el portal también asegura que "el documento más fascinante es un apéndice de un artículo científico que presentó a la Real Academia de Ciencias de Prusia en 1930".

“La conexión científica de muchos de estos cálculos aún no está clara”, explicó la Universidad Hebrea, pero es parte de su esfuerzo por integrar todas las fuerzas de la naturaleza en una sola teoría.

Otra de las revelaciones incluye una carta que Einstein envió en 1935 a su hijo, Hans Albert, que vivía en ese momento en Suiza. "En la carta, el anciano Einstein escribió acerca de su preocupación por la amenaza de guerra, pero la correspondencia también refleja su optimismo, dos años después de que los nazis tomaron el poder en Alemania en 1933", narra el medio.

“Leí con un poco de preocupación sobre un movimiento significativo en Suiza, incitado por los bandidos alemanes. Pero creo que incluso en Alemania, las cosas están empezando a cambiar lentamente. Esperemos que no haya una guerra en Europa antes de eso. El armado de Alemania en sí es ciertamente muy peligroso, pero el resto de Europa finalmente está empezando a tomárselo en serio, particularmente a los británicos. Hubiera sido mejor y más fácil si hubieran actuado con una mano más dura hace un año y medio”, escribió el físico.

Financiación Para presentar la muestra, la Universidad Hebrea obtuvo la contribución de la Crown-Goodman Family Foundation de Chicago, una importante fundación legado de la familia Crown, de ascendencia judía y quienes han luchado por los derechos de su comunidad durante años, además de impulsar importantes obra benéficas y ser dueños y socios de importantes empresas como Hilton Hotels, Alltel, Aspen Skiing Company, el Rockefeller Center de Nueva York y Chicago Bulls, de baloncesto profesional .

“Cincuenta años de pensamiento no me han acercado a la cuestión de qué son las partículas de luz. Hoy en día, todos los simplones creen que saben la respuesta, pero se están engañando a sí mismos”, escribió Einstein.

Source: El tiempo.com - Redacción APP, Con información de Reuters